Publicidad
Economía

Por la ‘salud’ de todos los manizaleños, Fortunato convertirá hoy a un ciudadano en millonario

Como un homenaje a su comunidad de más de 700 loteros en todo el departamento, la centenaria Lotería de Manizales realiza este lunes su primer sorteo extraordinario del año.

Publicidad

Cada día la Lotería de Manizales le genera a la salud del municipio alrededor de 20 millones 500 mil pesos, es decir, más de 850 mil pesos por hora, lo que equivale a decir que en los sesenta segundos que usted, amable lector, utilizó leyendo este párrafo, a las arcas de la Secretaría de Salud ingresaron algo así como $14 mil pesos.

Pero además de que los recursos provenientes de los juegos de suerte y azar están destinados a la salud, la normatividad colombiana establece que los mismo deben ir directamente al régimen subsidiado, esto es que exclusivamente son atender a las personas más pobres y vulnerables que no tienen cómo hacer pago alguno al sistema de salud.

Publicaciones relacionadas

Y todo esto gracias a que de cada diez pesos que se recauda por ventas la Lotería de Manizales, cuatro (40%) son para la salud. Con el 60% restante se le paga a los loteros, se asumen los gastos operativos fijos, se realizan las provisiones y se sostiene una carga pensional de 33 pensionados. Y a pesar de toda la carga tributaria y prestacional, la entidad goza de buena salud, respeto y prestigio no solo en la ciudad y el departamento, donde son vendidos el 25% de sus billetes, sino también en todo el país, donde están el 75% de los demás compradores. Otro 25% se queda en Antioquia, mientras que otras plazas en las que el producto también tiene importante salida son Valle del Cauca, Bogotá, así como departamentos como Quindío y Risaralda.

Jorge Andrés Arteaga Martínez, actual gerente de la centenaria Lotería de Manizales, no duda en afirmar que lo que la hace grande es su historia y la forma como se ha transformado para sobrevivir a lo largo de sus 100 años de existencia.  “Este año, como vamos en ventas y según lo proyectado,  estaremos transfiriendo a la salud del municipio entre 8.500 y 9 mil millones de pesos, una cifra de 1.500 millones de pesos más que el año anterior”, afirma.

Arteaga Martínez es un administrador de empresas que proviene del sector cafetero, especialista en marketing  y negocios internacionales, que por primera vez tiene vínculos con el sector público y que hace seis meses tomó las riendas de la joya que tiene la ciudad.

El funcionario afirma con orgullo que hoy la Lotería de Manizales es la más grande entre las de su categoría y si bien ha tenido que pasar por muchas adversidades, ha logrado superarlas  y se ha acomodado a las nuevas circunstancias. De hecho, quienes conocen de su historia dan cuenta de que hubo una época en la que el premio mayor cayó seguido en varias oportunidades, lo que obligó incluso a la institución a desprenderse de varios de sus bienes para cumplirle a los ganadores y, adicionalmente, sobrevivir. “Ese tipo de cosas ha hecho que la Lotería tenga un gran nombre y que sea reconocida como una entidad muy seria y con un gran respaldo”, enfatiza su gerente.

Ni siquiera la pandemia del COVID 19 pudo frenar el ímpetu por mantener las banderas de la entidad en lo mas alto y, contrario a lo que le pasó a muchas empresas de este tipo que prácticamente se quebraron, entre 2020 y 2021 se registró ventas superiores a 40 mil millones de pesos, que permitieron transferir más de 10 mil millones de pesos para la  salud de los manizaleños y que de alguna u otra manera ayudaron a atender a la población más pobre y vulnerable, de estratos uno y dos.

El Origen

Creada en abril de 1922 cuando aún no se había establecido oficialmente este tipo de

juegos en Colombia, la Lotería de Manizales se convirtió en la única de carácter municipal. Establecido un año después el monopolio oficial del juego en el país, pasó a convertirse con sus similares de Cundinamarca y Atlántico, en una de las primeras en el territorio nacional.  En 1945 quedó la bajo la administración de la Beneficencia de Manizales, que entre sus logros más destacados para entonces construyó el Hospital Geriátrico San Isidro para recibir a los adultos mayores y con problemas de salud mental que estaban en el Hospital Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba